Blogia
Kinderham 511

Carne de cañon (y 2)

Carne de cañon (y 2)

Continuando del lunes

A los 6 meses ocupamos un país. Nunca he visto ninguna invasión tan limpia. No tuvimos ninguna baja. A nuestros enemigos tampoco les fue mal. Ocupamos una nación con 3 millones de personas y solo huoo 12 victimas. Era ridículo. Ahora se porque paso.

Si te invaden tus vecinos se trata de geopolítica, la ONU se reunirá, habrá comités de emergencia, mediación internacional ... Pero al final tu y los tuyos tendréis que arreglároslas como podáis. Si te invade un grupo como Kobra, vendrán los metahumanos. Eso nos paso a nosotros.

Durante 2 semanas tuvimos el país para nosotros solos. Éramos los amos, todo el mundo nos obedecía. Se suponía que usaríamos este país como base para la conquista. Yo me sentía extraño. Seguía despreciando a nuestro líder, pero lo estaba pasando bien. Entonces llego la Liga de la Justicia.

A pesar de nuestras armas y de nuestro entrenamiento no tuvimos opción Éramos como niños pequeños peleando contra hombres. Nos desarmaron, nos pegaron una par de golpes y se fueron a por nuestros jefes. Les ganaron claro. Y les metieron en la cárcel. Pero a los demás nos dejaron en paz

Incluso con una superioridad técnica total, hacen falta un par de decenas de miles de personas para ocupar un país. No los puedes meter a todos en la cárcel. Los superhéroes se limitan a decir cosas como “sin sus lideres se dispersaran, ya no son un problema”. No es del todo cierto.

Nos separamos y abandonamos el país. Pero seguíamos siendo buenos soldados. Un par de meses después un emisario de La Colmena me encontró. Quería reclutarme. Era el mismo que me había ofrecido el trabajo en Kobra. Acepte.

Desde entonces han pasado muchos años. He sido secuaz de muchos super-villanos. Desde el Hermano Sangre (no todos los que luchamos por el creemos en su estúpida religión) hasta Black Adam (de cuando era Jefe de Estado en Oriente Medio). Y no soy el único, hay miles como yo. Gano más dinero que un general y disfruto de mi trabajo. Es fútil pero divertido. Casi nunca hacemos daño de verdad, y lo que es más importante no solemos recibirlo. La mayor amenaza son nuestros propios jefes. Muchos de ellos están locos y pueden matarte por cualquier estupidez. Pero los que sabemos mantener la distancia y no apuntamos demasiado alto no tenemos muchos problemas.

Nos rendimos pronto, confesamos nuestros planes, huimos sin mirar atrás. Ni siquiera pretendemos ganar la guerra. Pero somos ricos y vivimos vidas llenas de lujo y poder. Nos aprovechamos de aquellos que son más débiles que nosotros. No somos el Mal con mayúsculas, pero tampoco somos buenas personas. Somos la bota que se apoya en la espalda del caído y la mano que roba la cartera al muerto. Por eso me rió cada vez que oigo gritar a un héroe “dejadlos, no son una amenaza”. Podríamos gritar lo mismo al verlos. Y nosotros no estaríamos mintiendo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Merin_Maker -

La historia la sacaste con el eje principal de la frase de "sin su lider no son una amenaza"? xd porq parece q esa frase te impacta y te indigna mucho :p

Ls vida del tio mola, no tien pretensiones de ser moralmente incuestionable, simplemente gana dinero y tiene una buena vida sin preocupaciones, ademas gana mas dinero q habiendo sido legal y escalar hasta ser un general q tal vez no lo hubiera conseguido
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Pennywise -

¡Plas plas!
Te ha faltado añadir el sufrimiento de una familia que sufre con la muerte de un esbirro xD

Sylvian -

¿Que gana un secuaz enfrentandose a leches con el Supes, el Capi o Midnighter? ¡Nada! Hay que imitar al lacayo sin nombre de Austin Powers 3 y echarse al suelo cuando te enfrentas al heroe...

Ya lo habia pensado, pero tu breve (y excelente) relato me ha terminado de convencer: me voy a hacer malo... ^^
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres