Blogia
Kinderham 511

Tebeos Caros

Tebeos Caros

Comentario casual: Los comics son caros en España. Por eso venden poco y son algo minoritario.
Contestación 1: No, no lo son. Una copa en una discoteca vale doce euros. Una entrada de cine siete. Lo que pasa es que prefieres gastarte el dinero en emborracharte que en tener comics. En eso y en putas. Te odio.
Contestación 2: La cultura es así. Ir a un concierto es caro. Comprar un libro también. O un Dvd. Los tebeos no son un caso aparte. El problema es que eres pobre. Bwahahahaha.
Contestación 3: Caro y barato son conceptos falsos. Son palabras poco precisas y carentes de significado. No tienen sentido. La vida tampoco, solo es una pequeña fluctuación en un mar de nada.
Contestación 4: No son caros. Su precio es el resultado de la situación actual. El sistema capitalista blablabla ... Los costes de producción blablablabla ...

Lo de arriba es una discusión imaginaria. Y los argumentos están exagerados y distorsionados. Pero he visto muchas parecidas en internet. Personalmente no estoy de acuerdo con ninguna de las posiciones. Si, pienso que los tebeos son caros. Pero no creo que eso sea la causa de que vendan poco o de que haya pocos lectores. Aunque el precio de todos los tebeos bajase a la mitad mañana seguirían vendiéndose muchísimos menos tebeos que discos. Pero no es de eso de lo que quería hablar.

Veréis, creo que una gran parte de los aficionados ven mal que se hable de precios. La culpa debe de ser del pequeño proselitista que vive en corazón de cada coleccionista. Si aceptas que existe un problema te resultara más difícil convencer al resto del mundo de que se enganche.

Los comics cuestan bastante y es algo normal. Son un producto minoritario, con un público bastante cautivo. Además son de consumo rápido, sueles tardar menos en leerte un comic que en leer un libro o pasarte un videojuego, y su reutilización es escasa. Eso ayuda a pensar que gastas mucho dinero por el producto que recibes.

Para terminar toca intentar rebatir alguno de los argumentos del principio. Primero, las copas son caras, lo sabe todo el mundo y parece que buena parte de la crisis del sector y de la “cultura del botellón” tiene que ver con eso. Los cines también cuestan lo suyo (aunque en mi opinión menos que los comics), oiréis a muy poca gente decir: “que barato está el cine últimamente”. Que haya otros productos caros no hace que los comics sean baratos. Es como decir que el besugo no es caro en Navidad porque las angulas cuestan mucho más. Segundo, hay muchísimos productos culturales baratos. Desde libros de bolsillo a enciclopedias gratuitas en internet pasando por coleccionables de cine en kioscos o series de televisión en grandes almacenes. Tercero, caro y barato pueden no ser términos exactos, precisos o científicos, pero sirven para reflejar nuestra percepción de la realidad. Frío y caliente tampoco son términos precisos o científicos y poca gente negaría que está mañana ha sido fría. Cuarto, el precio de los comics es explicable. Hay buenas razones para que sea el que es. Pero con el de la vivienda pasa lo mismo. Eso no implica que no sea un precio alto.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

12 comentarios

Illuminatus -

Desde hace tiempo he ido reduciendo tanto que prácticamente no sigo colecciones a día de hoy. Es más, me pienso mogollón antes de acercarme a una tienda de cómics porque me agobian las series empezadas y la mayor parte de lo que se publica no soporta ni una primera lectura sin la sensación de que alguien te toma el pelo, ya sea el editor o el autor (no sé si Transmetropolitan es rompedor o un berrinche).

Bah, ya directamente me compro los tomos americanos de Vertigo por Amazon, joder, salen más rentables.

Ismael, Ángel meteórico de la motosierra parlante. -

"Haber sí", porque vas a ver como, si algún día lejano se descubre el papel echado a perder por Planeta, se atreverán a hablar de reciclaje.
'La blogolandia de la cosa del tebeo está eucaliptilizada quién la deseucaliptizará. El deseucaliptizador que la deseucaliptice buen deseucaliptizador será.'
Este es el precio del tebeo franquiciado: el eucalipto. Pero ahora volvamos al mundo real, ese que yo no conozco porque soy un fumado y un alternativo, donde el precio de los tebeos es solo el que pone en la portada.
Todos pagamos, hasta los que no leen tebeos, por la aberrante actuación de editoriales como Planeta. Mira si son caros los tebeos franquiciados. Yo no los he comprado este mes.

Ismael, don Tonto Torrón. -

Claro, en qué estaría yo pensando, los tebeos no están hechos con papel sino con pura manteca de fantasía.
Tienes razón, amigo Espermatozón, mejor dejemos esas disquisiciones sobre el industrialismo decimonónico de Planeta para el mundo real donde, afortunadamente, disponemos de suficiente jabón ecológico de coco con el que lavarnos los sesos o la conciencia mientras esperamos la eucpcalitización de la amazanonía y el fin del mundo.
¡Jujuju,jijiji! D);TP?

Ismael, el Espermatozón Rodríguez. -

¡Jijiji, jujuju, pues no utilice papel higiénico, sr. Ismael!
Yo esas cosas las dejo para el mundo real, esto son solo tebeos. Ya nos entendemos: (?.-D

Ismael, el Tití Ribiera. -

Ese es el precio de los tebeos, el eucalipto que tienes justo delante de tu ventana. Haber si se atreven a decir que lo que no se vende lo dan a Cáritas o a los niños del África.
¡Ah!, que nos vendrán con el cuento del reciclaje. Pues nada le preguntamos a alguna asociación ecologista como se recicla el papel o nos contentamos con la respuesta sencilla.

Ismael, el Santo Cristo reventado. -

Pues no diré que no a esas monedillas, aunque me las tires al suelo y tenga que agacharme a recogerlas. Pero, mira, yo no quiero tener nada que ver con una empresa que desperdicía papel y unos editores como los de Planeta que lo único que tienen que hacer es editar mucho se evenda o no. Soy gallego, veo eucaliptos que pasan por ser bosques en las guías internacionales y lo de Planeta me repugna.
Que deje de comprar sus tebeos y sus libros no soluciona nada pero me consuela.
¡Viva Senda verde!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Sylvian -

Vale, me ha quedado claro: estas sin un duro para tebeos... ¡No pasa nada! Yo te puedo dejar pasta... A ver, ¿cuanto necesitas? ¿10, 20, 30, uh, 50 centimos? ¡Lo que sea! ^^

Ismael, don Tonto Torrón. -

Necesitamos nuevos editores. Unos editores que como si fueran pequeños salvajes selváticos permanezcan aún impregnados de ese sentimiento mágico de autoctonía por el que se reconocen parte integrante del mundo de la historieta.
Ese sentimiento no se logra ni se mantiene escribiendo libros sobre Batman o el Insoportable hombre anaranjado sino mediante la honestidad. Justo eso que una cadena burocrática no puede gestionar.
Pero existe otra forma, la autoedición. Se trata de un auténtico medio industrial semejante a las pequeñas colectividades agrícolas que a finales de los ochenta producían sus productos para un número concreto de clientes que de ante mano, y cuando aún no existía la etiqueta de producto biológico, ya conocían sus cualidades y peculiares formas de cultivo.
La autoedición no es artesanal y la internet permite a los autores mantener una difusión constante de sus creaciones a poco que se lo propongan. Ya solo falta que los lectores de tebeos tomen conciencia de los abusos a los que son sometidos por las cadenas de producción que se dicen 'tradicionales' y exijan tebeos autoditados.
Otra solución sería obligar a los editores a recibir clases de artes marciales. Pero al tener que obligarles no querrían pagar las lecciones, y el que no paga nunca valora lo que recibe. El sistema del franquiciamiento de la historieta española es estéril, su labor es ampliamente reconocida en la imagen de los monitos capuchinos que se frotan compulsivamente las carnes de sus muslos con un blando almohadón.
He tomado la edición de no volver a comprar ni un solo tebeo de Planeta (lo que puliquen de europeo lo buscaré en portugués aunque tenga que leerlo con seis años de retraso), Panini (¿tienen algo que no se pueda leer antes de que ellos lo publiquen?) y Norma (me han decepcionado, imaginé que al desprenderse del lastre de DC crearían o producirían algo original y ha pasado demasiado tiempo para que solo hayan lanzado El Eternauta y la Odisea).
"¡¡¡Libertad!!!" (Lo grito mientras muestro mis nalgas.)

Norit -

Sigo dándole vueltas al tema y he recordado que sí hay unos comics donde el precio me tira mucho para atrás: el cómic europeo. De hecho, tengo un par de series retrasadas que voy dejando "para cuando tenga algo de dinero extra". Y esas son las que me he atrevido a comprar. El ejemplo más claro es Koma, que cuesta 12 euros el tomo y tienes que leerte 2 ó 3 seguidos para sentir que has leído algo. Se me queda una cara de imbécil cada vez que termino uno... (Ojo, que la historia me gusta, pero es que se lee enseguida).

Norit -

Recuerdo que, cuando empecé a comprar manga, me pareció carísimo por lo que comentas de que tardas muy poco en leértelo comparado con un libro. Además, yo, en mi novatez, hacía una comparación más: en el libro, al menos, ¡te has leído la historia entera! Pero, ¿a cuánto te sale una "historia entera" de cómic? Recuerdo que hacía cuentas y me escandalizaba.

Lo curioso es que me acostumbré y no me he vuelto a plantear el tema: intento no pasarme de un tope mensual y lo que no puedo comprarme un mes, me lo compro al siguiente.

Estoy de acuerdo en que la gente que no lee cómics no los va a comprar por baratos que sean. Tengo amigos que leen algunas series escogidas que les dejo pero, si tuvieran que comprarlas, dejarían de leerlas y ya está. Y, por otra parte, un amigo que no compra comics, se enteró de la publicación de Valerian, comic de su adolescencia, y ahí está dejándose las pelas en él con alegría. Así que no, no creo que sea el precio la causa de que el comic sea minoritario.

Scari Wó -

Pero el problema puede que no sea el precio en sí mismo, sino la relación calidad-precio. Pongo como ejemplo reciente el primer tomo de la Legión de Superhéroes, que me parece caro para la cantidad de despropósitos que acumula.
Si no tuvieran errores no me parecerían caros.

Hellpop -

Creo que, de alguna manera, tomarte una copa o ir al cine implica un acto social, aspecto que el cómic no tiene. O sea, que encima de caro, friki!! :)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres